El jugar juegos de video (jugando los juegos de video) se ha convertido en una actividad popular para las personas de todas las edades. Muchos niños y adolescentes dedican una enorme cantidad de tiempo jugándolos. Los juegos de video son una industria de dólares multibillonaria—creando más dinero que las películas y los DVDs. Los juegos de video se han convertido en unos juegos muy sofisticados y realistas. Algunos juegos conectan con la Internet, lo que le permite a los niños y adolescentes el jugar en línea con adultos y pares desconocidos.

Mientras que algunos juegos tienen contenido educacional, la mayoría de estos juegos populares enfatizan temas negativos y promueven:

  • el matar a personas o animales
  • el uso y abuso de drogas y alcohol
  • el comportamiento criminal, la falta de respeto por la autoridad y las leyes
  • la explotación sexual y la violencia hacia la mujer
  • los estereotipos raciales, sexuales y de género
  • el uso de palabras indecentes, obscenidades y gestos obscenos.

Hay una investigación creciente sobre los efectos de los juegos de video en los niños. Algunos juegos de video pueden promover el aprendizaje, ayudar en la solución de problemas y en el desarrollo de las destrezas motoras y la coordinación. Sin embargo, hay preocupación sobre el efecto que tienen los juegos de video violentos en las personas jóvenes que los juegan en exceso.

Los estudios de niños expuestos a la violencia han demostrado que ellos pueden: ponerse “inmunes” o insensibles al horror de la violencia, imitar la violencia que ellos ven y demostrar un comportamiento más agresivo debido a una mayor exposición a la violencia. Algunos niños aceptan la violencia como una forma de manejar los problemas. Estudios también han demostrado que mientras más realista y repetida sea la exposición a la violencia, mayor será el impacto en los niños. En adición, los niños con problemas emocionales, de comportamiento y de aprendizaje se pueden afectar más por las imágenes violentas.

Los niños y adolescentes se pueden involucrar demasiado y hasta obsesionarse con los juegos de video. El dedicar grandes cantidades de tiempo a jugar estos juegos puede crear problemas que conduzcan a:

  • unas destrezas sociales pobres
  • quitarle el tiempo que se le dedica a la familia, al trabajo escolar y a otros pasatiempos
  • calificaciones más bajas y que se lea menos
  • que se ejercite menos y gane sobrepeso
  • pensamientos y comportamientos agresivos.

Consejos para los Padres
Los padres pueden ayudar a sus niños a disfrutar de estos juegos y evitar los problemas mediante:

  • cotejar la evaluación del Consejo de Clasificación de Software de Entretenimiento [Entertainment Software Rating Board (ESRB)] en la caja de juegos para conocer el contenido del juego
  • seleccionar los juegos apropiados—tanto en contenido como en el nivel de desarrollo
  • jugar los juegos de video con sus hijos, para experimentar el contenido del juego
  • establecer reglas claras acerca del contenido de los juegos y del tiempo que pueden dedicarle a jugarlos, ya sea dentro o fuera del hogar
  • advirtirles claramente a los niños sobre el potencial de peligro serio de los contactos y relaciones en la Internet mientras están jugando juegos en linea
  • hablando con otros padres acerca de las reglas de su familia sobre los juegos de video
  • recordando que usted es el modelo para su niño—incluyendo los juegos de video que used juega como adulto.

Si los padres están preocupados porque su niño está dedicando mucho tiempo a jugar los juegos de video o aparenta estar preocupado u obsesionado con los juegos de video agresivos o violentos, ellos deben primero establecer ciertos límites (por ejemplo—permitirle jugar los juegos por una hora después que ha terminado las tareas escolares) y tartar de estimular al niño a que participe en otras actividades. Si continúa la preocupación sobre el comportamiento del niño o los efectos de los juegos de video, una consulta con un profesional de la salud mental cualificado puede ser de ayuda.

Para información adicional vea también Información para la Familia:
#13 Los Niños y la Violencia en la Televisión
#40 La Influencia de la Música y de los Videos Musicales
#54 Los Niños y la Televisión
#59 Los Niños y el Internet


Vea también:
See also: Your Child (1998 Harper Collins) / Your Adolescent (1999 Harper Collins)

Click here to order Your Child from Harper Collins
Click here to order Your Adolescent from Harper Collins

Cómo Conseguir un Siquiatra de Niños y Adolescentes

Si usted cree que Información para la Familia le ha servido de ayuda, considere enviar un donativo a la "AACAP's Campaign for America's Kids" con el cual ayudará a que la salud mental se convierta en una realidad para todos los niños. Su respaldo económico nos ayudará para a poder continuar produciendo y distribuyendo libre de cargo Información para la Familia, al igual que otra información vital sobre la salud mental.

Usted puede también enviar su contribución a "Campaign for America's Kids", P.O. Box 96106, Washington, DC 20090. Por favor haga su cheque a nombre de AACAP.

La "American Academy of Child and Adolescent Psychiatry (AACAP)" representa a más de 7,150 siquiatras de niños y adolescentes quienes son doctores egresados de una escuela de medicina, con por lo menos cinco años adicionales de entrenamiento en siquiatría general (adultos) y siquiatría de niños y adolescentes.

Información para la Familia, en hojas sueltas, pertenece y es distribuida por la "American Academy of Child and Adolescent Psychiatry". No se requiere permiso escrito para reproducir las hojas para uso personal o educativo, pero no se pueden incluir en material que se presente a la venta. Toda la información se puede ver y se puede reproducir del "website" de la "AACAP" (www.aacap.org). Las hojas no se pueden reproducir, duplicar o presentar en cualquier otro "website" de la "Internet" sin el consentimiento de "AACAP". A las organizaciones se les permite crear un vínculo con el "website" de "AACAP" para ciertas hojas en particular. Para comprar la serie completa de Información para la Familia, por favor llame a: "AACAP Circulation Clerk" en el tel. 1.800.333.7636, ext. 131.