Campaign for America's Kids
No. 48 (Revisado 12/00)

La mayoría de los niños pueden controlar sus movimientos intestinales y aprenden a ir al baño antes de los cuatro años de edad. Problemas controlando los movimientos intestinales pueden hacer que el niño se ensucie encima, lo que conduce a la frustración y rabia por parte del niño, padres, maestros y otras personas importantes en la vida del niño. Además, las consecuencias sociales de este problema pueden ser severas – los amigos se burlan de él y los adultos lo evitan. Estos problemas hacen que el niño se sienta mal consigo mismo.

Algunas de las razones para el ensuciarse encima son:
  • problemas durante el entrenamiento de ir al baño
  • incapacidades físicas, que le hacen difícil al niño/niña limpiarse a sí mismo
  • condiciones físicas, como el estreñimiento crónico y el mal de Hirschprung
  • problemas familiares o emocionales.
El ensuciarse en la ropa, que no es causado por una enfermedad o por una incapacidad, se llama "encopresis". Los niños con "encopresis" pueden tener otros problemas, tales como lapsos cortos de concentración, baja tolerancia de la frustración, hiperactividad y mala coordinación. Ocasionalmente este problema de ensuciarse comienza con un cambio que produce tensión en la vida del niño, tal como el nacimiento de un hermanito, la separación o divorcio de los padres, problemas familiares, o el mudarse a un nuevo hogar o escuela. La "encopresis" es más frecuente en los niños que en las niñas.

Aunque la mayoría de los niños que se ensucian encima no tienen una condición física, ellos deben de someterse a una evaluación física completa llevada a cabo por un médico de familia o por un pediatra. Si no se encuentran causas físicas, o si los problemas continúan, el próximo paso es una evaluación por un siquiatra de niños y adolescentes. El siquiatra de niños y adolescentes revisará los resultados de la evaluación física y entonces decidirá si hay problemas emocionales contribuyendo a la "encopresis".

Los siquiatras de niños y adolescentes tratan la "encopresis" mediante una combinación de métodos educativos, sicológicos y del comportamiento. La mayoría de los niños con "encopresis" pueden ser ayudados, pero el progreso suele ser muy lento y un tratamiento prolongado puede ser necesario. Un tratamiento a tiempo de los problemas relacionados con ensuciarse encima o los problemas de control intestinal puede ayudar a prevenir y a reducir el sufrimiento social y emocional y la angustia para el niño y la familia.

Si usted cree que Información para la Familia le ha servido de ayuda, considere enviar un donativo a la AACAP's Campaign for America's Kids. Su respaldo económico nos ayudará para poder continuar produciendo y distribuyendo libre de cargo Información para la Familia, al igual que otra información vital sobre la salud mental.

Usted puede también enviar su contribución a Campaign for America's Kids, P.O. Box 96106, Washington, DC 20090. Por favor haga su cheque a nombre de AACAP.

La "American Academy of Child and Adolescent Psychiatry (AACAP)" representa a más de 8,700 psiquiatras de niños y adolescentes quienes son doctores egresados de una escuela de medicina, con por lo menos cinco años adicionales de entrenamiento en psiquiatría general (adultos) y psiquiatría de niños y adolescentes.

Información para la Familia, en hojas sueltas, pertenece y es distribuida por la American Academy of Child and Adolescent Psychiatry. No se requiere permiso escrito para reproducir las hojas para uso personal o educativo, pero no se pueden incluir en material que se presente a la venta. Toda la información se puede ver y se puede reproducir del website de la AACAP (www.aacap.org). Las hojas no se pueden reproducir, duplicar o presentar en cualquier otro website de la Internet sin el consentimiento de AACAP. A las organizaciones se les permite crear un vínculo con el website de AACAP para ciertas hojas en particular. Para mayor información, llame AACAP Communications and Marketing Coordinator al tel. (202)966-7300 ext. 154.

En caso de emergencia, por favor llame al 911.

Copyright © 2015 American Academy of Child and Adolescent Psychiatry.