Campaign for America's Kids
El Infligirse Heridas en los Adolescentes
No. 73 (12/99)

El infligirse heridas es un acto deliberado de destrucción del tejido del cuerpo, a veces para cambiar una manera de sentirse. El infligirse heridas es visto de manera diferente por distintos grupos y culturas dentro de la sociedad. Ello aparenta haberse hecho más popular ultimamente, especialmente entre los adolescentes. Las causas y la severidad de las heridas propias puede variar. Algunas formas pueden incluir:
  • trincharse
  • rascarse
  • grabarse
  • marcarse
  • pellizcarse y halarse la piel y el pelo
  • quemarse/usar abrasivos
  • cortarse
  • morderse
  • darse en la cabeza
  • amoratarse
  • darse
  • tatuarse
  • agujerearse excesivamente el cuerpo
Algunos adolescentes se mutilan a sí mismos para correr riesgos, rebelarse, rechazar los valores de sus padres, establecer su propia individualidad o meramente para ser aceptados. Otros, sin embargo, pueden herirse a sí mismos por desesperación o coraje para lograr la atención, para demostrar su desesperación y poca valía, o porque tienen pensamientos suicidas. Estos niños pueden sufrir de serios problemas siquiátricos tales como depresión, sicosis, trastorno postraumático de tensión (TPTT) y desorden bipolar. Además, algunos adolescentes que suelen herirse a sí mismos pueden desarrollar como adultos el desorden de personalidad fronteriza. Algunos niños pequeños a veces llevan a cabo actos injuriosos de vez en cuando, pero corrientemente al crecer lo dejan. Los niños con retardación mental y/o autismo pueden también mostrar estos comportamientos los cuales pueden persistir hasta que se hacen adultos. Los niños que han sido abusados o abandonados pueden mutilarse a sí mismos.

¿Por qué los adolescentes se hieren a sí mismos?
Los adolescentes que tienen dificultad hablando sobre sus sentimientos pueden demostrar su tensión emocional, incomodidad física, dolor y baja auto-estima mediante el comportamiento de infligirse heridas. Aunque ellos se sientan como que el vapor en la olla de presión se ha liberado cuando terminan el acto de herirse a sí mismos, los adolescentes pueden aún sentirse lastimados, con coraje, temor y odio. Los efectos de la presión de los pares y el contagio pueden tambien influenciar a que los adolescentes se hieran a sí mismos. Aunque las modas vienen y van, muchas de las heridas en la piel de los adolescentes serán permanentes. En ocasiones, los adolescentes pueden esconder sus cicatrices, quemaduras y moretones debido a que se sienten avergonzados, rechazados o criticados por sus deformidades.

¿Qué pueden hacer los padres y los adolescentes acerca de las heridas propias?

Hay que alentar a los padres para que le hablen a sus hijos acerca de desarrollar un sentido de respeto y valor hacia sus cuerpos. Los padres deben de servir de modelos para sus adolescentes no llevando a cabo actos donde se hagan daño a sí mismos. Algunas maneras de ayudar a los adolescentes a evitar que se hagan daño a sí mismos incluyen aprender a:
  • Aceptar la realidad y buscar maneras que hagan el momento presente más tolerable.
  • Identificar los sentimientos y hablar acerca de ellos en vez de actuar basándose en ellos.
  • Distraerse de los sentimientos de hacerse daño a sí mismos (por ejemplo, contando hasta diez, esperando 15 minutos, diciendo "NO" o "ALTO", practicando ejercicios de respiración, escribiendo en un diario, dibujando, pensando en imágenes positivas, usando hielo y bandas de goma, etc.).
  • Pararse, pensar y evaluar los puntos a favor y en contra de lastimarse a sí mismos.
  • Calmarse ellos mismos de manera positiva y sin lastimarse.
  • Practicando el manejo positivo del estrés.
  • Desarrollando mejores destrezas sociales.
La evaluación por un profesional de la salud puede ayudar a identificar y a tratar las causas supeditadas al acto de lastimarse a sí mismo. Los sentimientos de quererse morir o suicidarse son motivos para que los adolescentes busquen cuidado profesional de emergencia. El siquiatra de niños y adolescentes puede diagnosticar y tratar los trastornos siquiátricos serios que pueden acompañar el comportamiento de herirse a sí mismo.

Si usted cree que Información para la Familia le ha servido de ayuda, considere enviar un donativo a la AACAP's Campaign for America's Kids. Su respaldo económico nos ayudará para poder continuar produciendo y distribuyendo libre de cargo Información para la Familia, al igual que otra información vital sobre la salud mental.

Usted puede también enviar su contribución a Campaign for America's Kids, P.O. Box 96106, Washington, DC 20090. Por favor haga su cheque a nombre de AACAP.

La "American Academy of Child and Adolescent Psychiatry (AACAP)" representa a más de 8,700 psiquiatras de niños y adolescentes quienes son doctores egresados de una escuela de medicina, con por lo menos cinco años adicionales de entrenamiento en psiquiatría general (adultos) y psiquiatría de niños y adolescentes.

Información para la Familia, en hojas sueltas, pertenece y es distribuida por la American Academy of Child and Adolescent Psychiatry. No se requiere permiso escrito para reproducir las hojas para uso personal o educativo, pero no se pueden incluir en material que se presente a la venta. Toda la información se puede ver y se puede reproducir del website de la AACAP (www.aacap.org). Las hojas no se pueden reproducir, duplicar o presentar en cualquier otro website de la Internet sin el consentimiento de AACAP. A las organizaciones se les permite crear un vínculo con el website de AACAP para ciertas hojas en particular. Para mayor información, llame AACAP Communications and Marketing Coordinator al tel. (202)966-7300 ext. 154.

En caso de emergencia, por favor llame al 911.

Copyright © 2015 American Academy of Child and Adolescent Psychiatry.